QUEREMOS UN MUNDO DONDE QUEPAN MUCHOS MUNDOS

Publicado: 22/08/2013 en Seminario Intercultural 1

EZLN

Después de un seminario muy informativo e interesante por nuestra compañera Arely hubo varios comentarios en la sala, algunos críticos a EZLN por su vinculación a la violencia.  Este pone en debate un tema muy importante en los estudios de paz: ¿Podemos construir la paz con medios violentos? Ahora bien, esta pregunta no puede responderse con una simple respuesta afirmativa o negativa sin tomar en cuenta el contexto en concreto. ¿Además, que entendemos por la violencia? ¿Hasta que punto podríamos decir que EZLN utilizan la violencia como un medio?

Eduardo S. Forero  argumenta que la paz tiene que construirse desde la diversidad, porque la paz etnocentrica desde el estado mexicano ha sido una paz forzada y negativa. Con la mano dura se ha establecido el orden y la paz en México, durante las revoluciones y protestas de los pueblos mexicanos la paz ha sido establecida a través de la violencia cultural, estructural y directa. En otras palabras, no podemos hablar de una situación de paz que fue interrumpida por un levantamiento violenta. Un contexto violento (que además convive con paces) ha tenido varias respuestas violentas, y la de EZLN ha sido (posiblemente) unas de las mas pacificas, sin ser pacifista en su sentido mas puro.

Chiapas es a la vez, una de las regiones más ricas y mas pobres de México. Rica por su cultura,  su gente, los recursos naturales. Pobre por la exclusión social que lleva más de 500 años perpetuando la vida de millones de mexicanos. La pobreza extrema, las desigualdades sociales y la exclusión social, tanto la actual como la histórica, son temas imprescindibles para entender EZLN, El Ejercito Zapatista De Liberación Nacional. Ahora bien, ¿podemos entender el movimiento zapatista como promotores de la paz? En 1994 el ¡Ya Basta! se transformó de palabras a acciones y el EZLN declaró la guerra al estado mexicano. Por un lado  podríamos afirmar que no se trata de un movimiento pacifica, ¿pero esto necesariamente significa que no siembran semillas de paz en la región? ¿Siempre hay una  dicotomía entre la violencia y la paz? Desde las investigaciones para la paz parece que no haya un consenso muy clara acerca de esta cuestión, y tampoco necesitamos un consenso, simplemente plantear la discusión entre los limites y fronteras entre la violencia y la paz.

El ¡Ya Basta! se hizo famoso el 1 de enero de 1994, pero no fue la primera vez que se le oía en México. Ya que esta no va ser una lección histórica ya basta datos históricos por acá, pero la idea es que  Sin tomar en cuenta la evolución de este YA BASTA, difícilmente se puede entender al EZLN. Por todo el mundo hay pueblos levantándose contra regímenes represivos (con todas sus variedades), Siria, Egipto, México, Colombia, Guatemala, (¿España?), sus métodos tal como las respuestas estatales son muy distintos, pero cada uno de estos levantamientos plantean reflexiones acerca de los limites entre la violencia y la paz. En España tenemos varios ejemplos de violencia estatal contra manifestantes-en su mayoría-pacifista- y esperamos que siga la lucha NOviolenta, sin embargo, ¿Cómo reaccionar en caso de lo impensable? ¿Y si se empieza a aumentar actos violentos por parte de los manifestantes, donde llega el límite de apoyo o rechazo?

Desde un punto de vista pacifista, utilizando el principio de la NoViolencia uno puede condenar el uso de la violencia en cualquier contexto, sin ninguna excusa del relativismo cultural. ¿Condenamos la violencia como medio en  todos los contextos o hay situaciones en donde el medio justifica el fin? Algunos sí, pero otros no rechazan la violencia como medio en situaciones extremas como por ejemplo la lucha anti nazi durante la 2 GM, o las guerrillas latinoamericanas luchando en contra de regímenes brutales.  Al haber crecido en una Europa tranquila y pacifista, estudiando teorías de Noviolencia he argumentado por el rechazo total de la violencia, pero me pongo a reflexionar si esta posición a veces puede ser juzgante y a veces alejada de la realidad. ¿Debemos siempre llevarnos guiar por un mismo principio eliminando lo contextual? Si aceptamos el uso de la violencia en una situación, es mas fácil acceder y aceptar la violencia en otros contextos, no obstante, si no utilizamos principios, ¿quien decide lo que es legitimo o ilegitimo uso de la violencia?

 

Dependiendo de la punta de vista ¨luchadores¨ para la paz se convierten en terroristas y actos terroristas se convierte en una guerra para la paz. Desde mi punto de vista, los zapatistas son promotores de la paz, a pesar de elementos violentos. Desde el punto de vista de millones de egipcios, el golpe de estado contra Mursi fue el comienzo de una dictadura militar represiva, mientras que desde el punto de vista de algunos presidentes occidentales, fue difícil condenarlo como un golpe de estado.  Pues, no todo es tan relativo, claro que no existe la objetividad, pero volviendo a los zapatistas y el uso de medios violentos  creo que no será eficiente utilizar un principio, eliminando el relativismo cultural.

Otro tema que hay que tener en cuenta es que la violencia es una palabra que esconde varias caras, algunas mas peligrosas que otras. El uso de la violencia zapatista ha sido mas que todo simbólica. El uso de armas han sido para defenderse y no para atacar, aunque este argumento es fácil de criticar en varios ámbitos en donde ciertos actores utilizan la violencia como medio para defenderse de su enemigo. Pero también es cierto, aunque no siempre es tan antagónico y claro, que hay diferencia entre el opresor y el oprimido. Yo no juzgo igual el uso de violencia por parte de un palestino o un israelí, ojala que ningunas partes utiliza la violencia, en ambos casos condeno el uso de violencia, pero no igual. Esto también tiene que ver con la forma de la violencia, su carácter y su grado. Desde la investigaciones para la paz se da un gran énfasis a la paz, algo que me parece bien, pero no creo que podemos alejarnos tanto de la violencia que no veamos sus características y sus formas. Tampoco no podemos negar la violencia, existe y tenemos que discutir como confrontarla.

La lucha zapatista no es perfecta, hay aspectos de su lucha que sean criticables, pero esto no quita su importancia como actores y promotores de la paz. Si no podemos pensar en la paz desde la violencia ¿cual sentido tiene los estudios de la paz? La paz se ejerce en ámbitos de la violencia,  y la violencia se ejerce desde ámbitos de la paz. En situaciones de violencia puede haber varios espacios de paz, y en Chiapas, en una zona altamente armado, no es la violencia directa la que ha matado a millones de personas, sino la violencia silenciosa y silenciada, la estructural, que tan perfectamente se mezcla con la paz forzada y etnocentria. El conflicto, ni la violencia, ni la paz, se tratan de algo estático, sino de procesos que cada día se transforman. EZLN han evolucionado bastante desde el primer levantamiento de 1994, y los zapatistas de hoy no son exactamente lo mismo como la de aquel inicio, con acuerdos de paz, alto al fuego, marchas y charlas para la paz los zapatistas están construyendo la paz desde la diversidad, a través del empoderamiento pacifico, pero con símbolos aun violentos (pasamontañas, armas).

En fin, no me resulta difícil decir que soy defensora de los y las zapatistas, y que el uso de símbolos violentos no quita mi apoyo por su lucha para tener derecho a su tierra, a una vida digna, con una paz que embarca la justicia, la diversidad y la armonía. Es un ejercito que paradójicamente ejerce paz, aunque esto si, es una paz imperfecta. Como se desarrollará su lucha, sus métodos y sus principios en los años que vienen no sabemos, pero por el momento me junto con ellos en su lema  ¡Ya Basta!

 

Fuentes:

http://www.ugr.es/~revpaz/tesinas/DEA_Eva_Anton.html

http://movimientoporlapaz.mx/es/2013/01/03/carta-al-ejercito-zapatista-de-liberacion-nacional/

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/

Sandoval Forero Eduardo. Andres. (2009) Paz etnocetrica y conflicto religioso intraetnico. Diversidad Religiosa y Construccion de Paz en Indigenas de Mexico. Granada. Eirene 33-56

MUÑOZ, FRANCISCO A. (2009): «Una paz compleja, conflictiva e imperfecta», en

MUÑOZ, FRANCISCO A. Y BEATRIZ MOLINA (eds.): Pax Orbis, Complejidad y

Conflictividad de la paz, Granada, Editorial Universidad de Granada. pp. 15-53.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s