El juicio y el moral

Publicado: 30/01/2014 en Blog Reflexivo

El tribunal de los seres vivos

 Sin duda unos de los mejores seminarios que he asistido en este master. No solo me ha gustado por la creatividad, el humor y la inteligencia que se mostraba en la escena, pero también porque me hizo reflexionar bastante.

Es un tema que me crea conflictividad. Me encanta comer tanto la carne, como el queso, esto es mi comida favorita, desde mi infancia mi alimentación se ha basado en carne y queso, y cuando voy a cenar un bistec sangriento me genera alegría y emoción horas antes de comer. Sinceramente no había pensado mucho en el vegetarianismo-mucho menos el veganismo- antes de conocer mis compañeros en este master. Siempre he pensado que hay tantos otros productos que en alguna manera genera violencia y sufrimiento en el mundo, que no tendría sentido solo dejar de  consumir carne, ya que también la industria textil, el azúcar, el café y los plátanos genera sufrimiento. Ante los argumentos planteados por mis compañeros, tanto en el seminario como en las discusiones afuera del aula, no me queda con muchos argumentos para seguir el consumo, sin embargo, solo el pensar en dejarlo me genera un sentimiento de perdida y insatisfacción.

Los argumentos para no consumir carne son muchos. Desde el punto de vista de la planeta, es una industria que genera mucha explotación y contaminación, desde el punto de vista de los millones de personas que sufren hambre, mucha alimentación que les podrían llenar se convierte en comida para llenar a los animales para convertirles en carne, desde el punto de vista del animal que esta asesinada para que personas como yo, les pueden comer, no existe ningún argumento que les justificaría su muerte y su sufrimiento. Entonces, desde mi punto de vista, la carne rica y deliciosa que tanta alegría me genera, también me genera conflictividad y culpabilidad. Somos seres contradictorios, y soy consciente de mis contradicciones. ¿Cómo puedo luchar o trabajar para disminuir el sufrimiento humano cuando contribuyo al sufrimiento de los animales? ¿Acaso no tienen una corazón y por lo tanto, sentimientos? Lo he intentado de justificar ante la distinción cartesiana que me permite separarme de los animales “pienso luego existo”, sin embargo, ¿las personas con diversidad funcional no existen?¿los bebes piensan y por esto existen? ¿Si yo mañana me enfrento a un accidente que me quitan ciertas capacidades expresivas, dejo de existir? ¿A quienes se benefician cuando la separación de la mente y el cuerpo? ¿Quién controla mi mente y mi manera de pensar¿,¿Descartes? ,¿La sociedad?¿mi ego?

 Además de encontrar alegría superficial con el sabor de la carne, mi ego también me convence sobre los beneficios que pueda tener para mi salud y mi vida. En Noruega se ha puesto de moda las dietas sin carbohidratos, compuesta entonces, por mucha carne, pescado y verduras. Mas allá de promesas sobre el peso, las dietas sin gluten y lactosas señalan que este dieta puede disminuir la posibilidad de sufrir cáncer y otras enfermedades. He escuchado a varios “expertos” quienes han señalado que tanto enfermedades como el diabetes y las depresiones puedan desaparecer al dejar de consumir leche y gluten. Entonces, me deja en un dilema moral y casi existencial, ya que la cuestión de qué comer y qué no comer, comienza a girar alrededor de cuestiones sobre mi salud (¿mi existencia?) y el asesinato o no de los animales (¿su existencia?). Además, podría dejar de comer productos de animales y carne/pescado, pero desde mi ego , no me tranquilizo con la idea de solo comer verduras y frutas. ¿Entonces, mi ego gana mi ética?

Para mi, no solo tiene que ver con la satisfacción que yo siento al comer carne, aunque esta es gran parte de la razón por lo cual como carne. Hay tantas industrias que genera miseria, sufrimiento y muerte, y claro, al dejar de comer carne, podría alejarme de una industria entre otras, pero también me crea conflictividad, alejarme totalmente del consumo de carne, si no es que también me alejo de  las industrias que genera sufrimiento humano. Entonces, debería también cuidar que no tengo productos de Israel, que no compro ropas en H&M o otras tiendas que explotan a los seres humanos, debería cuidarme de las bananas asesinas(chiquita, del monte), de hecho debería dejar de consumir todo los productos que tienen química de Monsanto, y además, la industria de alcohola tampoco n es un industria que yo quisiera apoyar. Por supuesto que no podría comprar tabaco (he dejado de fumar así que esto no seria difícil) ya que este industria genera millones de muertos cada año. Además debería dejar de viajar tanto en avión, ya que esto genera mucha contaminación. Y también tengo dudas acerca del uso de soya, ya que el cultivo de soya ha tenido consecuencias  algo fatales en Brasil, (digo por la gente, no para la economía) , ya que las tierras se utilizan para sembrar soya en lugar de otros cultivos. Todas estas temas me genera un poco de conflictividad cada vez que entro el supermercado.

Concluyendo con el comienzo: Me genera conflictividad. No tengo la respuesta y no se como actuar o que hacer frente a este dilema moral o existencial. Mientras tanto, sigo mi lucha de día a día para ser mas consiente, disminuir mis contradicciones y ser concorde con mis valores. Consumo menos carne que antes, menos queso, menos pasta, menos coca cola, menos chocolate, he dejado el tabaco e intentare no ir al Mc Donalds en el 2014. Ante el juicio del mundo quizás esto no sea suficiente, pero ante mi propio juicio, este ritmo me basta por el momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s