Turismo y orgullo nacional

Publicado: 30/01/2014 en Blog Reflexivo

El seminario de hoy fue mas que todo una promoción de Indonesia, lo cual fue bonito, pero al mismo tiempo, me hacia un poco largo, con mucho formalismo, y a parte de conocer un poco de su cultura, sus bailes y su comida, no me generó alguna duda o reflexión  sobre Indonesia-mas allá de lo visto. Había pensado que quizás iban a mencionar algunos temas sociales, pero esto no era el propósito de este seminario, así que no lo voy a criticar. Nuestro compañero había hecho un gran esfuerzo para organizar este evento,  fue bonito conocer un poco mas a Indonesia y su cultura, aunque a la hora de escribir la reflexión, me viene a la mente le cuestión de cómo promocionar a un país, y por andar con mi cabeza en América Latina no puedo evitar de relacionarlo con promoción de turismo en esa región.

 Pero antes de volver a mi tema favorita, me viene a la cabeza que yo difícilmente podría haber hecho un seminario simular sobre mi propio país, Noruega.  En primer lugar, no tengo un interés muy grande en la cultura de mi país ( no voy a elaborar las razones acá porque son múltiples y podría haber escrito un blog solo sobre esto), pero aunque lo tuviera, hay una distinción bastante grande a lo que tiene que ver con orgullo nacional y nacionalismo. Por la mala fama y los horribles consecuencias que el nacionalismo ha tenido en Europa, creo que existe un miedo bastante grande ante el nacionalismo, lo cual a veces se traduce en una distancia muy grande (casi una apatía) hacia la propia cultura. En Noruega, no es bien visto ser demasiado orgulloso de nuestro país, hay poca publicidad turística y generalmente (porque obviamente existe tanto nacionalismo como racismo y xenofobia en Noruega) las personas no suelen mostrar un orgullo muy fuerte hacia el país o por ser Noruegos. Quizás también tiene que ver con la llamada Ley de Jante, que son leyes ficticias (normas) que caracterizan bastante bien a los/las noruegos-as. Estas leyes señalan que “… no debes pensar que tu eres especial, no debes pensar que tu eres mas listo que los demás, no debes pensar que eres bueno en nada , etc.…”. Yo me reconozco bastante en estas leyes, y creo que muchos-as nos reconocemos en estas leyes, quizás as aun mujeres. Estas leyes son aplicadas a nivel personal, pero creo que también puedan aplicarse a nivel nacional. NO debemos pensar que neustro cultura es especial, que nosotros tenemos algo que otros no tienen, que nuestra cultura importa.

Acá me encuentro en una contradicción, porque yo misma sigo este pauta a lo que tiene que ver con la cultura noruega, mientras que me encanta el nacionalismo latinoamericano. No cualquier nacionalismo(además latinoamericano es un termino demasiado amplio y difuso ya que la realidad es tan diversa ente los países), también ha habido casos históricos (como en Argentina) de nacionalismo negativo. No obstante, me fascina el orgullo brasilero, el orgullo mexicano, el orgullo venezolano etc. Compro ropas con sus banderas, me fascina su cultura y con mucho orgullo tengo a la bandera venezolana colgada en mi pared acá en Castellón. Admirar a los estados naciones en si mismo podria parecer muy contradictorio para un estudiante de esudios para la paz, ya que la creación del estado-nacion y el nacionalismoha creado y sigue creando muchas violencias. No obstante, frente a la globalización y la colonialidad global, hay muchas culturas y lenguas que se borran, que son escondidas y ninguneadas, ante “la cultura única occidental”. No es mi idea desarrollar este discusión acá, pero si creo que en el marco de la globalización neoliberal en donde empresas transnacionales y grupos económicos e militares mandan en el mundo, hace falta que tenemos los estados naciones, hace falta que tenemos estados fuertes que puedan luchar contra la desaparición de las diversidades. Vivir en un mundo sin fronteras, sin estado me parece una idea maravillosa, ojala que el mundo fuera así, pero esto no seria actuar y pensar dentro de las márgenes del mundo real, y la destrucción del estado-nación es exactamente lo que intenta hacer el neoliberalismo global y no quisiera utilizar mi tiempo para trabajar con una fantasía que al final de cuentas, termina favoreciendo al neoliberalismo. Entonces, creo que tenemos que reconocer y partir desde la hibridez, pero al mismo tiempo no nos podemos borrar nuestras identidades, aunque ellas forman parte de fronteras construidas. Pues, el seminario me hizo viajar un poco, reflexionando sobre el nacionalismo, el orgullo nacional, la globalización, y el estado-nación. Además me hizo reflexionar un poco sobre la falta de entusiasmo por mi propio país, y la llamada Ley de Jante.

Pero también me hizo viajar mentalmente a Venezuela. He conocido a 12 países en América Latina, muchos de ellos a través del turismo. En casi cualquier rincón escondido me he encontrado con alguna turista que también había llegado a conocer a este rincón- no tan escondido. NO obstante, en Venezuela-que definitivamente tiene unos de los paisajes mas bellas de la región- me encontraba en rincón tras rincón, sin ninguna turista extranjera. Desde un punto de vista egoísta, esto me alegro muchísimo, ya que podía disfrutar de sus bellos pasajes con los y las venezolanos-as, sin tener que compartirlo con nadie mas. Pero a pesar de que a mi no me gusta mucho los lugares turísticos, también pienso que es  un poco triste que no haya mas turismo. No porque el turismo necesariamente tiene que favorecer a la población como tal (en muchos países el turismo destruye paisajes y culturas), pero también es cierto que podría ser un fuente de ingreso para muchos venezolanos-as, si se desarrollase adecuadamente. Pero la gran pregunta es ¿Por qué casi no hay turismo en el país? A parte de tener la cascada mas alta del mundo,  la biodiversidad mas grande del mundo, la costa caribeña mas larga del mundo, Venezuela también tiene  un calor humano que, con el ritmo del caribe respira amor, revolución y salsa. Me enamore de Venezuela, y de hecho, algunos de los extranjeros que si conocía, ya se habían enamorado del país hace años, y vivian felizmente alla.

file://localhost/Users/Victoria/Downloads/la-gran-sabana-venezuela.jpg

file://localhost/Users/Victoria/Downloads/Los%20Roques%20Venezuela.jpg

Acá no voy a elaborar ideas sobre como podrían crear más turismo, seria hablar desde el desconocimiento – pero me gustaría entender porque no hay mas turismo en Venezuela, cuando es unos de los países mas bellos que he conocido en mi vida. Quizás es la campaña mediática contra el país, la que crea desprecio y miedo. La guerra mediática contra Venezuela seguramente ha tenido algún impacto en el imagen de Venezuela como un país de destino turístico. No obstante, no todas las razones puedan ser tildadas a la guerra mediática, también es cierto que Venezuela tienen algunos de los índices de violencia mas alto del mundo, lo cual definitivamente, pueda ser un factor importante para la falta de turismo en el país( en comparación con sus vecinos). Aun así, quizás se podría haber hecho mas para promover el turismo en Venezuela ( ¿?), ya que en Colombia en donde las turistas también faltaban con su ausencia, ha habido una campaña muy grande para fortalecer el turismo y de hecho, el turismo ha crecido muchísimo.

En tres semanas estaré de vuelta en Venezuela, el gobierno ha lanzado un nuevo plan para acabar con la violencia y para fomentar una cultura de paz, espero poder participar en algunas de estas actividades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s